Video vigilancia

La videovigilancia se puede definir como la observación o el escrutinio de un sitio en particular por motivos de seguridad y comerciales. Las cámaras de videovigilancia se han vuelto populares debido a la facilidad y simplicidad que brindan cuando se trata de vigilancia de seguridad. Hay diferentes variedades de cámaras de videovigilancia que incluyen cámaras CCTV, accesorios CCTV y sistemas de seguridad por video.

Otros tipos de cámaras incluyen cámaras domo que pueden capturar imágenes de video en un ángulo de 360 ​​grados, cámaras tipo bala, cámaras de día y noche, cámaras de infrarrojos que pueden capturar imágenes de noche, cámaras a prueba de vandalismo (irrompibles) y cámaras ocultas. Las cámaras de videovigilancia se utilizan en centros comerciales, coches de policía, parques y otros lugares públicos, empresas, bancos y cajeros automáticos.

La videovigilancia se ha convertido en una parte integral de las empresas y los organismos encargados de hacer cumplir la ley que utilizan estas cámaras de forma extensiva. Las imágenes y videos capturados en una cámara de videovigilancia son admisibles en la corte como prueba. Esto los hace indispensables para las fuerzas del orden y las agencias de seguridad de todo el mundo.

Los nuevos inventos en este campo, como las cámaras de video digitales, permiten a las empresas estudiar el tráfico de clientes y monitorear la seguridad de cualquier sitio sin intervención humana. Las cámaras digitales también están disponibles en modelos «inteligentes» que están equipados con software de detección de movimiento que captura cualquier movimiento inoportuno o inusual.

Muchos casos penales se han resuelto con éxito con la ayuda de estas cámaras y la tecnología en constante cambio solo aumenta la utilidad de estos en el campo de la aplicación de la ley. Días como los martes negros se habrían evitado si se hubiera llevado a cabo una vigilancia adecuada en el aeropuerto. Esta es la razón principal por la que los aeropuertos y otros lugares de transporte han reforzado la seguridad mediante la instalación de técnicas de videovigilancia inteligentes como las cámaras de video digitales.

La videovigilancia se está convirtiendo en una herramienta comercial y de seguridad que está resultando indispensable para escrutar y analizar tanto a los clientes como a los delincuentes. A medida que el sector de las TI experimenta un auge, las cámaras de video son los componentes auxiliares que se están volviendo más baratos y más avanzados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *