¿Tiene un sistema de seguridad, pero no tiene mantenimiento? Conoce la importancia de tener una empresa que lo haga por ti
Instalar un sistema de seguridad en donde estén incluidos: cámaras, alarmas y también ciberseguridad es gran ayuda para mantener segura los comercios, condominios y empresas; convirtiéndose, desde hace algunos años, en un equipo utilizado prácticamente en todo el mundo. Sin embargo, a pesar de su popularidad y su presencia en todos los lugares, la cantidad de sistemas instalados aún no garantiza la calidad y efectividad de la información retenida.
Para instalar un sistema de seguridad es necesaria una planificación, que se extiende al mantenimiento del sistema, asegurando que no se pierda ninguna vista de cámara o señal de alarma, y perdiendo parte de su seguridad. Primordial en la planificación con la empresa en cuestión, MANTENIMIENTO | Correctivo y Preventivo.
Los problemas creados por la falta de mantenimiento
Todo sistema electrónico requiere de un mantenimiento constante (Correctivo | Preventivo), realizando con perfecta limpieza, ajustes en casos de divergencia de enfoque, la alineación de equipos externos, la correcta configuración del sistema y esto debe ser realizado por una empresa que tenga conocimiento del sujeto, que sea especializado y que garantice la seguridad del lugar que está siendo protegido por un sistema electrónico.
Los problemas más comunes que pueden ocurrir, especialmente cuando se instalan en exteriores, como cámaras y cables con sensores semiabiertos, son causados por humedad, polvo, suciedad, fugas, pequeños insectos, roedores, grasa, contaminación, lluvia, calor, viento y otros. Elementos naturales, además de los provocados por actos vandálicos, o con motivos ocultos, como romper cámaras para invadir el lugar, además de accidentes, de los que nadie está libre.
El seguimiento del soporte técnico de la empresa contratada debe, por ende, realizar dentro de la periodicidad necesaria, con condiciones de servicio ante cualquier problema inesperado, evitando que se produzcan periodos de avería, sin la visualización del área protegida.