Los beneficios y desventajas de las cámaras de seguridad con montura C

La primera cámara de seguridad fue una cámara de seguridad con montura C, y se introdujeron por primera vez en la década de 1970. Quizás fue el hecho de que la moda no estaba en su apogeo que estas cámaras de seguridad voluminosas y cuadradas se vean como lo hacen, pero tuvo más que ver con las limitaciones tecnológicas de la época. Como la tecnología de las cámaras estaba en su infancia, los conjuntos de chips y las placas de circuitos eran mucho más grandes que en la actualidad, lo que limitaba las cámaras de seguridad al estilo de cámara con montura C. Durante muchos años, el diseño de la cámara con montura C definió la industria de las cámaras de seguridad, pero ahora la forma más común en la que la mayoría de la gente piensa cuando se menciona una cámara de seguridad es la cámara tipo bala.

Las cámaras con montura C siguen siendo algunas de las mejores cámaras de seguridad, ya que su tamaño les permite admitir siempre primero la tecnología más nueva. Como ocurre con todos los avances tecnológicos, cuando se desarrolla una nueva tecnología, el primer objetivo es crearla y el segundo paso, hacerla más pequeña. Debido a este proceso, Las cámaras con montura c son siempre el primer tipo de cámara de seguridad que puede utilizar una nueva tecnología. En este momento, esa tecnología son conjuntos de chips de 1/2 pulgada. La mayoría de las otras cámaras de seguridad solo pueden usar conjuntos de chips de 1/3 o 1/4 de pulgada. El tamaño del conjunto de chips es importante ya que define dos cosas: qué tan bien puede ver la cámara en condiciones de poca iluminación y la resolución máxima de la cámara.

Las cámaras de seguridad con montura C son muy efectivas cuando se usan en interiores, pero enfrentan desafíos cuando se usan en exteriores. Para su uso en exteriores, las cámaras con montura C necesitan soportes de montaje especiales para fijarlas en la pared y en las carcasas, ya que las cámaras con montura C son muy susceptibles al medio ambiente.

Cada cámara de seguridad con montura C tiene una capacidad variable para ver en la oscuridad. Para saber qué tan bien funciona la cámara en condiciones de poca luz, deberá comparar su clasificación de lux. Una clasificación de lux más baja significa que la cámara podrá funcionar mejor con poca luz. Debido a que las cámaras con montura C pueden entregar video en color en condiciones de poca iluminación, las cámaras con montura C son especialmente valoradas en la lucha contra el crimen y las operaciones gubernamentales. Las clasificaciones de lux más bajas generalmente se correlacionan con máquinas más caras.

Al comprar una cámara de seguridad con montura C, es importante recordar que no vienen con lente, lo que las hace inicialmente más caras y más adaptables. Sin embargo, tener un precio inicial más caro no cuenta toda la historia, ya que la mayoría de las cámaras con montura C se vuelven mucho menos costosas a largo plazo. La razón de esto es que a menudo una cámara con montura C se puede reposicionar en una configuración de seguridad que ha cambiado simplemente comprando una nueva lente en lugar de tener que comprar una nueva cámara.

Las cámaras de seguridad con montura C, como la mayoría de los modelos de cámaras de seguridad, se enfrentan a una debilidad: las cámaras con montura C requieren un esfuerzo considerable para su uso en exteriores. Las cámaras con montura C son más sensibles que, por ejemplo, las cámaras de seguridad tipo bala, y la lluvia, el viento, el calor o el frío pueden causarles daños considerables. Si necesita utilizar una cámara de seguridad con montura C en exteriores, deberá comprar una carcasa y un soporte de montaje. Algunas carcasas simplemente protegen de la lluvia y los proyectiles, mientras que otras están equipadas con calentadores y ventiladores para mantener la temperatura constante. Los soportes de montaje, tal como suenan, permiten montar cámaras con montura C en paredes exteriores.

Otro excelente ejemplo de los beneficios de la cámara de seguridad con montura C tiene que ver con la forma en que los bancos y muchas grandes empresas las emplean. El voluminoso tamaño de las cámaras con montura C puede usarse en su beneficio, ya que son muy notables y, a menudo, disuaden el crimen simplemente alertando a todos los que serían vándalos o ladrones de que están siendo grabadas.

En resumen, las cámaras con montura C son la cámara de seguridad de la más alta calidad, pero tienen algunas desventajas cuando se usan en exteriores, ya que no fueron construidas para condiciones climáticas adversas. Las cámaras con montura C pueden ver mejor que la mayoría de las otras cámaras en condiciones de poca iluminación, se pueden adaptar cambiando sus lentes y ofrecen la resolución más alta de cualquier cámara de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *